Skip to main content

La aplicación de la reforma tributaria a las Normas Internacionales de Información Financiera tiene una serie de efectos fiscales, que las empresas deben tener claros a la hora de hacer el cierre fiscal de este año y presentar su declaración de renta en 2018.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

Estandarización: un objetivo claro

Uno de los objetivos de la más reciente reforma tributaria era estandarizar las bases contables (activos, pasivos, patrimonio, costos, ingresos y gastos), con el fin de que se convirtieran en un referente para efectos fiscales. Esto genera una serie de efectos en la aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) o IFRS por su sigla en inglés.

De acuerdo con Yaneth Viáfara Rentería, Gerente de Estructuración Tributaria de Leasing Bancolombia, hasta diciembre de 2016 en Colombia existían dos bases diferentes: el reconocimiento bajo NIIF y el reconocimiento fiscal, que estaba establecido en el Decreto 2649. La diferencia general para estos dos tratamientos se controlaba en un libro fiscal.

“El impacto de la reforma en el cierre de este año fiscal se puede resumir en que se va a utilizar una sola base contable, que se conciliará con las normas y parámetros fiscales vigentes. Ese ejercicio generará diferencias que deberán tener un control detallado”, explica.

Un gran desafío

Según Viáfara Rentería, las cifras financieras determinadas de conformidad con los estándares normativos internacionales, serán un referente o punto de partida para obtener las bases fiscales, teniendo en cuenta las respectivas depuraciones establecidas en la norma. Por eso, a pesar de que lo que se quiso con la reforma tributaria fue simplificar y alinear el tema contable con el fiscal, se van a seguir presentando muchas diferencias entre ambos, ya que en Colombia sigue existiendo una norma fiscal muy robusta, lo que traerá un gran desafío para las compañías, que deberán validar y controlar dichas diferencias.

De ahí que un aspecto clave que debe ser revisado por las empresas es el momento en el que se deben reconocer los ingresos, gastos, activos, pasivos y patrimonio, llevando un control estricto, con el fin de no duplicar los registros en los diferentes periodos.

“La norma anterior nos decía que el reconocimiento de la utilidad de la venta de los activos cuando se hace una operación de leasback sobre inmuebles se efectúa en el momento en que se da la transacción, pero la norma internacional dice que este reconocimiento se difiere durante el plazo del contrato”, explica a manera de ejemplo Zoraida Peña Salazar, directora de Productos de la Unidad Estratégica de Leasing Bancolombia.

De acuerdo con Peña Salazar, este es uno de los aspectos que va a diferenciar los registros bajo NIIF o bajo registros fiscales, porque en el primer caso se va a diferir el ingreso durante el plazo del contrato, mientras que fiscalmente ese reconocimiento se va a tener que hacer en la prenda de la escritura pública, tal como se tenía antes de la reforma tributaria, lo que exigirá un estricto control para no duplicar estos registros.

Efecto en las pymes

Reforma unida a las NIIF

Bajo este esquema, la DIAN alcanzó a solicitar información a compañías del grupo 1 (grandes contribuyentes), lo que generó mucha tensión entre las empresas del grupo 2, donde se encuentran parte de las pymes.

“La DIAN expidió el año pasado la Resolución 040 del 6 de mayo de 2016 (para dar cumplimiento a lo expuesto en el artículo 9o.), en la que se solicitaba a las grandes empresas información contable muy detallada, a fin de desarrollar un plan piloto. Con la reforma, lo que sucede es que ese artículo se deroga. Sin embargo, la tensión persistía entre las pymes, que estaban a la expectativa de cuándo la Dirección de Impuestos les solicitaría dicha información, pero lo que se dice ahora es que ya no se les pedirá, pues con la reforma tributaria dicha información deberá ser presentada en la declaración de renta”, indica Viáfara Rentería.

Para ella, esta decisión alivia mucho a las pymes, en la medida en que la información que se solicitaba era muy minuciosa e implicaba para estas empresas una carga operativa muy grande. Ahora deberán concentrarse en presentar una declaración de renta que cumpla con los requisitos estipulados por la reforma.

Las recomendaciones

Esto se convierte en un desafío para este tipo de empresas, si se tiene en cuenta que muchas de ellas no son lo suficientemente estructuradas desde el punto de vista contable y fiscal, ni invierten en mejorar sus recursos con el objetivo de que la contabilidad y las declaraciones sean lo más razonables posibles.

Por eso, para que las pymes puedan cumplir con sus obligaciones de manera satisfactoria, Viáfara Rentería recomienda:

La reforma tributaria generó cambios en la forma en que se deben aplicar las NIIF, por eso es necesario contar con el conocimiento o asesoría técnica que permita aplicar las normas y cumplir con las obligaciones fiscales.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos
${loading}